Se cumplieron 200 años de aquel 9 de julio de 1816 donde nuestro País se declaró independiente de toda dominación extranjera. El Colegio Nacional de Monserrat, como protagonista activo de esta lucha por nuestra libertad, homenajeó de una manera especial a la Patria.

El aire que se respira es más puro de lo habitual. El Colegio viste de una manera especial, banderas argentinas colocadas en las paredes del Patio Mayor, escarapelas en todos los corazones, globos celestes y blancos descansando en las aguas de la querida Fuente y unas fervientes ganas de celebrar.

Se estaba por llevar a cabo el Acto conmemorativo de un nuevo aniversario de la independencia de nuestro país, era un festejo especial ya que se cumplían doscientos años de aquel 9 de julio de 1816, en donde una camada de patriotas, en representación de todo un pueblo sediento de libertad, luchó y firmó nuestra independencia.

El Patio del Monse se fue llenando de voces de toda la familia monserratense, la Fuente se notaba agitada de tanta compañía y el Duarte se veía sonriente de tener a sus juveniles camaradas cerca de él.

Los primeros aplausos fueron para darle una cálida bienvenida a nuestra enseña patria luego se entonaron canciones para homenajear al País en su cumpleaños a cargo del Coro del Colegio junto al Taller de Expresión Musical e Instrumentos y ante tanta emoción el Himno Nacional se cantó más fuerte de lo habitual, los hijos de la Patria sentían este aniversario como algo especial. En el momento de las palabras el encargado de conmover y arrancarle a los presentes un sincero aplauso fue el Profesor de la Casa, Roberto Leyba.

Posteriormente el Maestro de Ceremonia anunció una inesperada e inusual visita y dió lugar al ingreso de 16 jóvenes vestidos con togas de color bordeaux que suben al escenario arrebatándole el micrófono.

“Nosotros somos los 16 congresales que firmamos el Acta de la Independencia y estudiamos acá, en este mismo Colegio, en nuestro querido Monserrat”, ante la atenta y curiosa mirada de todos los presentes, se fueron presentando uno a uno con nombre, apellido y una breve reseña de sus vidas. Al bajar del escenario rodearon la gran torta de cumpleaños hecha por los alumnos del Colegio, encendieron la vela y toda la familia monserratense le cantó su merecido cumpleaños feliz a nuestro País.

Doscientos años no se cumplen todos los días, por eso el Colegio homenajeó con banderas, globos, papelitos y centenares de gargantas rebalsadas de aliento y emoción a la República Argentina.

Print Friendly, PDF & Email
share on: